Me entristece muchísimo y me pone nervioso que todavía en el siglo XXI sigamos con prácticas medievales o más antiguas aún… a costa del maltrato animal como fuente de espectáculo y diversión en las fiestas locales de los ayuntamientos (Pueblos).

Estoy seguro, aunque no tengo fuentes para probarlo, que detrás de estas acciones, de llevar animales a las fiestas locales, como toros, cabras, gallinas, etc. se esconde un comercio, sea para el que lleva a los animales como para el que lo contrata.

Leer más