Artículo actualizado a 6/6/17. 

Una vez aparqué mi furgoneta a la sombra y fui a comprar “rápidamente” agua mineral dejando a mi compañera (mi perrita Osa) en la furgoneta de Luposan. Por supuesto, reconozco que esta acción es “jugar con fuego”.  Sé que no debo hacerlo, especialmente porque muchos de nosotros somos muy despistados y olvidadizos…  Seamos sinceros con nosotros mismos… dejar a nuestro perro en el coche puede ser muy peligroso porque no siempre volvemos tan rápido como nos proponemos. Se nos ocurre ir de paso a la farmacia o encontramos algún viejo amigo/a y nos ponemos a hablar o incluso nos vamos a tomar un café con él/ella, etc. y en ese olvido o despiste nuestro perro queda atrapado y sin salida en una caja metálica hasta que en un instante se nos encienda la lamparita y exclamamos desesperados: “Uhhhyyyyyy, me dejé mi perro en el coche” pudiendo encontrar una triste sorpresa…

No nos confiemos en la sombra porque es pasajera. Es verdad que podemos dejar el coche en un lugar con sombra, pero donde hay sombra después de ½ hora o 1 hora nuestro coche se encuentra ¡a pleno sol! Por eso ¡CUIDADO! No confiemos en la “sombra porque es pasajera” y tu vehículo se puede convertir en una trampa de muerte para tu querida mascota.
De todos modos, no es responsable ni sano dejar un animal o mascota en un coche y mucho menos en tiempo de calor, aunque nos digamos que: “es sólo por un momento”

Dejar nuestro perro con la ventana semiabierta no es una solución. Muchas personas creen que si dejan las ventanas semiabiertas, creen que no pasará nada.  Esta es otra idea irracional que muchos hemos creído. Dejar un poco las ventanillas abiertas no funciona como creemos, ya que la temperatura del interior del coche aumenta de todos modos cuando comienza a recalentarse el techo y toda su masa metálica.  No nos equivoquemos, las ventanas no son una solución ni prevención, lo correcto es sacar al perro de tu coche y llevarlo contigo o dejarlo en casa, pero no exponerlo a tales experiencias de riesgo.   La temperatura del interior del automóvil puede aumentar drásticamente incluso en días templados y en días nublados. 

LOS COCHES SE RECALIENTAN POR EL EFECTO INVERNADERO. Los colores oscuros absorben más energía solar. Las radiaciones solares y el calor del sol entran dentro del coche pero no puede salir, por eso la temperatura va en aumento. El color del interior del coche también juega un papel muy importante a la hora de acumular más el calor, especialmente los colores oscuros. Según comprobó  Sanford Klein, del Laboratorio de Energía Solar de la Universidad de Wisconsin Madison: “El color del interior del vehículo sí puede condicionar la cantidad de calor acumulado, ya que las superficies internas oscuras absorben más energía solar mucho más que el color de la carrocería. Coches de color negro o de tonos oscuros están más expuestos a recalentarse. Los propietarios de coches de color negro, azul marino, rojo o de colores oscuros, deben ser más conscientes, a la hora de llevar sus perros, que éstos absorben mucha más energía solar.

¿Por qué? El color negro se calienta más porque no es que atrae el calor,  esta es una explicación muy simple, lo que ocurre es que el color negro se ve así porque absorbe toda la radiación de la luz, es decir, se toma todo el espectro de la luz y no refleja nada. Como la luz es energía y el color negro no la refleja sino que la absorbe, el calor se va concentrado con muy poca salida “de rechazo” y por eso se va acumulando el calor en la superficie y la chapa metálica del coche se va recalentando más y más.  El color blanco es todo lo contrario, refleja, reyecta todo el espectro de color de la luz, por eso es blanco, la unión de todos los colores del espectro lumínico.
El negro es ausencia de luz y el blanco es la suma de todo el espectro de luz, por eso ni al blanco ni al negro se le llama colores en el estricto sentido. Los demás colores son el resultado de la cantidad del espectro de luz que refleja y llega a nuestros ojos. Los colores mas claros son mas frescos que los tonos oscuros.
Hoy en día muchos autos tienen también diversos tipos de aislantes para el calor y para evitar la acumulación de calor dentro del vehículo pero entre mas temperatura tenga el exterior del auto, mas calor se acumulará adentro si esta bajo el sol además porque el efecto invernadero acumula sin tener salida y por eso el habitáculo de un coche está destinado a recalentarse de forma muy exagerada.

Por todo lo citado anteriormente, una mascota NO ES COMPATIBLE PARA DEJARLA EN UN COCHE Y MENOS EN VERANO. Debemos aprender a ser más duros o disciplinados con nosotros mismos y no dejar a nuestra mascota en el coche! Yo he aprendido que como el alcohol o drogas  no son compatibles al volante, un perro tampoco es compatible dejarlo en un coche en tiempo de calor!

Vídeos de salvamento de perros en coches:

Por favor no veas estos videos si eres una persona muy sensible

Leer más